Subscribe T0 Receive The Latest News And Events

Subscribe Now!


By submitting this form, you are granting: Top Notch Dezigns NY, LLC, 445 Broadhollow Rd Ste 25, Melville, NY, 11747, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.
panamanian reggae
Cómo ser empresario

Category: Industry Experts / 10-24-2018
Written by: Isabella Polanco

¡Cómo ser empresario sin dinero! Los consejos de Rico Wilson para los jóvenes que quieren ser empresarios exitosos

Panameño de nacimiento, llegó a los Estados Unidos cuando apenas tenía 6 años de edad. Desde muy joven ya tenía su propia compañía de seguridad y cree que lo que lo ha motivado a convertirse en un empresario exitoso es su idea ser exitoso por sus propios esfuerzos, apoyada en la sabiduría de Dios.

Tiene una compañía de construcción que opera mayormente en Los Ángeles. Manifiesta que  una de las cosas que más le gustaría hacer en este momento es “poder ayudar a la gente que está en Centroamérica, los que están en las fronteras, que están sufriendo”. Rico piensa que si alguien quiere tener una empresa y manejar dinero debe ser ante todo responsable para saber cuándo el dinero es bueno y cuando es malo.

También es un Pastor que enseña como tener acceso al Reino de Dios y conduce un programa de radio sobre el reino de los cielos en la radio de Los Ángeles.

Destaca que una de las cualidades que deben tener los jóvenes que quieran ser empresarios es ser visionarios y sobre todo ayudar a los demás “Mientras más personas ayudes, más dinero vas a tener”.

. Acompáñanos a descubrir las claves de Rico Wilson para ser empresario:

¿Es cierto que para ser empresario hay que ser rico de nacimiento?

¡Diablos, no! Para ser empresario necesitas la sabiduría de Dios. Eso es lo que necesitas y eso es algo que mucha gente no entiende. Puedes tener todas las riquezas del mundo, pero si tu no tienes la sabiduría de Dios, no vas a llegar a ningún lado.

La capacidad espiritual es lo que te va a ayudar en tu negocio. ¿En qué te conviene tener toda la riqueza del mundo y perder tu alma? En pocas palabras, si tú no tienes los pasos de Dios (que Dios te esté guiando) vas a terminar perdiéndolo todo de alguna forma.

Si tú no tienes esa capacidad espiritual, vas a perderlo todo. Eso es algo que está pasando en el mundo de hoy y con el gobierno, la gente está hambrienta por plata, pero no plata para ayudar sino para el beneficio de ellos mismos. Ahora, lo que la gente no entiende hoy en día es que, Dios te va a bendecir y te va a dar lo máximo que tú puedas manejar.

Si yo soy tu jefe y yo te digo: “Ahora mismo estás haciendo doscientos mil dólares al año y quiero que hagas dos millones para el próximo año. Pero, en vez de que tú los hagas, yo te doy los dos millones y necesito que los guardes, no los pierdas”. Ahora, si tu capacidad espiritual está mal, vas a volver a tener doscientos mil y vas a perder los dos millones que yo te di, porque tu manera de pensar va a hacer que pierdas ese dinero.

La gente que está en la política no entiende eso, si tu capacidad espiritual es amplia, no solo harás dos millones, harás cien millones… Porque vas a estar ayudando a más gente. Mientras más personas ayudes, más dinero vas a tener.

¿Qué le hizo determinar que debía ser empresario?

Porque a mi no me gusta que nadie me diga nada. Prefiero ser independiente y tener el control del dinero que puedo hacer a que sea otra persona la que controle mis ganancias.

Yo comencé a hacer negocios cuando era un niño. Tuve mi primera compañía cuando era bastante joven, era una compañía de seguridad. Tenía muchos empleados, una buena oficina en LA y la gente no podía creer que yo fuese tan joven.

¿Ha fracasado alguna vez?

¡Por supuesto! Si no fracasas en algo, no hay manera de poder aprender y corregirse.

Si quieres hacer algo, haz el intento, aunque puede que fracases. Tienes que saber que, haciendo ese intento para echar para adelante, aunque fracases vas a aprender cómo no hacer lo mismo otra vez. Vas a aprender en el camino, te harás más cuidadoso.

Eso es lo que yo hago ahora… ¿Fracasos hoy en día? ¡No, ninguno! Pero… ¿He fracasado antes? ¡Por supuesto que sí!… ¿Podría pasar? Puede que sí, pero voy a saber manejarlo.

Mucha gente quiere ser millonario, pero no entienden que lo más difícil es mantener ese dinero. Es fácil agarrarlo, cómo mantenerlo es otra cosa. Si tú no sabes mantenerte a ti mismo mentalmente, todo lo que tienes lo vas a perder. Lo que tu no mantienes, lo pierdes.

¿Cómo es el comienzo de una empresa?

Cuando yo comencé este negocio, yo trabajaba para otra compañía y yo quería saber como se manejaban ese tipo de negocios. Luego, lo que pasó fue que perdí ese trabajo, en ese tiempo choqué mi carro, estaba en una mala situación. Yo estaba en una muy mala posición y no sabía ni que hacer.

Entonces, lo que yo hice (porque mi negocio lo comencé sin dinero, cero dólares) fue que, yo estaba escuchando a un pastor en la televisión y él estaba hablando sobre una mujer que estaba en una situación desesperada y le iban a agarrar a sus hijos y los iban a vender como esclavos. Ella le oró a Dios y le pidió que la ayudara porque ella no quería perder a sus hijos, y Dios la escuchó y le mandó un profeta.

Entonces, el profeta llegó a su casa y le preguntó que qué tenía en la casa, y ella le dijo: “Tengo un poquito de aceite, voy a hacer un pan y después, mis hijos y yo lo vamos a comer y nos vamos a morir”. El profeta le dijo que le hiciera uno a él primero y ella lo hizo. Luego, le sobró un poco de aceite y el profeta le dijo que fuera a donde sus vecinos, les pidiera prestado todos los frascos que tuvieran y ella debía llevarlos de vuelta a casa.

Ella metió los frascos a su casa y comenzó a llenarlos, cuando terminó el profeta le dijo que saliera a venderlos y ella comenzó un negocio. El pastor estaba hablando de eso y yo lo escuché muy brevemente, nada del otro mundo, pero fui y lo leí otra vez.

Cuando tú tienes un problema lo primero que tú quieres saber es lo que Dios piensa de ese problema. Entonces yo escuché eso, lo leí y dije que, si ese cuento es real y le funcionó a esa señora, me tiene que funcionar a mí. Entonces, lo que pasó era que yo no tenía vehículo para comenzar el negocio, pero yo sabía que, si yo tuviera un camión podría comenzar, pero yo no tenía nada.

Entonces, yo fui y le dije a mi primo que me buscara para ir a buscar un camión, pero yo no tenía dinero, no tenía crédito, yo no tenía nada. Él me fue a buscar, pero donde yo vivía en Los Ángeles era una zona de dinero, entonces yo me fui al barrio donde vendían camiones y cuando fui allá no encontré un camión. Estuve una semana buscando y siempre me pasaba algo.

Yo comencé a leer la historia otra vez, me di cuenta de que la muchacha le había dado algo al profeta primero. Entonces le mandé el poquito dinero que yo tenía al mismo pastor que me dio la historia y dije que comenzaría a seguir los mismos pasos que hizo la señora, para que me pasara lo mismo que a ella. Comencé a leer la palabra otra vez (recuerda que el profeta le dijo que fuera a donde sus vecinos), entonces ahí capté todo.

Llamé a mi primo, le dije que se devolviera porque ya sabía donde estaba el camión. Mi primo me preguntó que dónde estaba, le dije que en mi barro y me dijo que cómo era eso posible, si en mi barrio solo venden Mercedes Benz, Audi, Lamborghini y yo le dije que me creyera, que el camión estaba en esta área.

Él me vino a buscar, burlándose de mi porque pensaba que yo me estaba volviendo loco, vino y fuimos al primer concesionario donde vendían Audi y BMW. Cuando yo le dije que nos metiéramos ahí, el me dijo que yo estaba loco. Entramos a mirar los carros y cuando ya estábamos saliendo, estaba el camión al final del estacionamiento.

Yo le dije que se fuera, porque yo me iba a ir en ese camión. Mi primo se quedó sorprendido y me preguntó si yo sabía que el camión estaba ahí y yo le dije que no, que yo estaba siguiendo el libro. Luego, llegó el chico que me iba a vender el camión, yo le dije que quería ese camión y el me preguntó que cuánto dinero tenía. Yo le dije que no tenía dinero, entonces me preguntó que cómo estaba mi crédito, le respondí que mi crédito estaba horrible. Me preguntó dónde trabajaba y le dije que yo no tenía trabajo, que no tenía nada.

Él me dijo que yo no calificaba para nada ahí, que era mejor que me fuera y yo le dije que no me iba a ir sin ese camión. Así que fui a hablar con el manager, agarré una silla y me senté ahí, me quedé sentado mirándolo, hasta que me preguntó que si me podía ayudar en algo, y le dije que sí, que el chico de ventas no quería ayudarme y que yo quería un camión que estaba afuera. El manager llamó al muchacho y se encerraron en la oficina.

El muchacho salió de la oficina y se fue, el manager salió y me pidió disculpas, pero que el muchacho le había dicho que yo no calificaba por no tener crédito, ni trabajo, ni nada. Entonces, yo le dije que yo quería comenzar un negocio, que necesitaba ese camión y que, si el me daba chance de irme con ese camión, yo le iba a pagar a final de mes.

El me preguntó si yo tenía una chequera y yo nunca en mi vida la había utilizado, pero la tenía y antes de irme de la casa la había agarrado, no sé por qué, pero la agarré. Entonces el me pidió que escribiera 5 cheques y que cuando tuviera el dinero, lo llamara para que él los depositara. Llamó al chico de ventas para que me diera la llave y me fuera y así fue, sin dinero, sin nada.

Me fui y llamé a mi primo, le dije que me comprara una hamburguesa que ya iba para allá, el me preguntó que como me iba a ir y le dije que en el mismo camión que le había dicho.

Comencé el negocio (el mismo que tengo ahora) y en 30 días no solamente tenía la plata para pagarle completo al señor, sino que le di $500 de propina. Después le pregunté al manager: ¿Por qué tu me diste ese camión así, si no me conocías? Y el me dijo que algo muy pesado había entrado dentro de él y me lo tenía que dar.

Desde ese momento tengo este negocio, ya este año cumplimos 20 años y tenemos dos contratos con el gobierno. Lo que intento decir es que no tomó nada, solo tomó la palabra de Dios. Eso es algo que la gente tiene que entender.

Usted es una persona reconocida, ¿Se siente realizado o tiene más proyectos en mente?

Ahora mismo tenemos bastantes proyectos. Estamos construyendo un hospital en Panamá, en la provincia de Darién. La provincia de Darién es un área donde hay muchos indígenas y nunca han tenido un buen hospital. Yo me involucré en este proyecto gracias a la Dra. Melida Harris Barrow, ella es autora y emprendedora y estoy trabajando junto con ella, que también es panameña, de la Calle 19 Río Abajo. Ha sido una gran mentora y le tengo un gran respeto.

Tenemos otros proyectos, pero ese es el principal ahora mismo. También vamos a poner una escuela en Panamá, para enseñarle a los muchachos a ser empresarios, pero lo estoy haciendo de la manera en la que yo lo hago, no como lo enseñan en las otras escuelas.

Tiene la misma estructura (yo me gradué de Business en la universidad), pero yo lo hago con otra mentalidad. Dios es el que te da el poder para conseguir riquezas y eso es algo que el mundo entero no entiende, ellos piensan que es por su inteligencia o los que se han graduado piensan que es porque tienen plata, pero no, porque si tu no tienes la sabiduría de Dios, lo que tu tienes lo puedes perder, el Diablo te lo quita fácil.

¿Qué le diría a un joven que quiere emprender, pero le tiene miedo al fracaso?

Lo primero que le diría a un niño es eso, que si uno le pregunta a Dios primero sobre las cosas, ese niño va a entender por qué Dios lo puso en el mundo y él ya con eso va a saber que no puede fracasar, porque cada hombre con la autoridad de Dios y usando el dominio que da Él, es imposible fracasar.

La autoridad de Dios es saber qué es lo que Dios piensa de cada movimiento que haces y el dominio es algo que Dios te dio. Si tu sabes combinar los dos, nunca en tu vida fracasas en nada, porque eso te da una super inteligencia. Eso es algo que yo le enseño a los niños.

El diablo no tiene dominio, tú lo tienes. Dios tiene la autoridad. Eso significa que si tú le haces caso a Él, las decisiones que tú tomes te van a salir bien, porque tu dominio va a responder a la autoridad de Él. Si tu no entiendes eso, tu negocio irá muy mal.

En mi compañía yo tengo bastantes muchachos que trabajan conmigo y siempre vienen con diferentes ideas. Yo les digo que me gusta, pero les pregunto que de dónde sacaron esa idea, si no pueden explicarme de donde la sacaron, entonces esa idea no va a ser válida. Eso es algo que yo hago que ellos practiquen, para que entiendan eso. Ahora, cuando me dicen que la idea se la dio Dios, les digo que ahora sí estamos hablando. Ahora vamos a probarlo para ver si viene de allá arriba.

Ahí nos damos cuenta de si es algo de Dios o no. Si es de Dios, podemos usar el dominio que nosotros tenemos porque eso fue algo traído por él y… ¿Adivina qué? Nunca te va a salir mal.

No sé si te has dado cuenta de que mi manera de hablar sobre negocios es un poquito diferente a mucha gente que está ahí afuera. Si yo no hiciera negocios de esa manera, yo no pudiera tener los contratos que tengo hoy en día. Yo no tengo pena de hablar de eso a nadie, hay mucha gente que por hablar cosas de Dios piensan que es religión, pero esto no es religión, esto es la vida real. Esto no es “Disneylandia”.

¿Cómo es la vida de un empresario?

Bien ocupada, super ocupada. Nunca paras, porque siempre tienes muchas cosas que vienen hacia a ti en el mismo momento. Ahí es cuando tienes que estar bien conectado con el Espíritu Santo para que te pueda guiar, porque sino vas a perder todo y te vas a volver loco, porque es demasiado. Aun cuando tengo gente que trabaja para mí, es demasiado.

Cuando eres empresario, no todo el dinero es bueno, tienes que saber qué tomar y que no debes tomar. La gente no entiende eso y piensa que como es dinero, es bueno. Tienes que ser cuidadoso, porque no todo lo que brilla es oro.

A mi me ofrecieron hacer la fachada del aeropuerto internacional de Los Ángeles, ese contrato era de millones y millones y yo me sentí honrado por la oferta, pero tuve que decirles que no, que era mucho. Ellos me preguntaban que si era en serio, que si sabía cuánto dinero era eso y yo claro que lo sabía, pero era demasiado.

Una cosa que el empresario tiene que entender es que mientras más dinero, más responsabilidades y como te expliqué (recuerda esto), si tú no sabes cómo manejar algo, lo vas a perder. Si yo hubiera hecho esa movida de tratar de morder algo demasiado grande para mí y no lo hubiese podido manejar, hubiera corrido el riesgo de perder todo y dije que no, no voy a correr ese riesgo.

Lo hablé con el personal y les pregunte qué pensaban y todos decían que era mucho dinero, era casi un billón de dólares, pero yo no podía. Ellos me agarraron respeto por eso, respetaron mi decisión y acordamos que sería para la próxima vez.

Ese es el secreto para ser exitoso, hacer lo que Dios dice.

¿Qué cualidades deben formar las personas que quieran triunfar en el mundo empresarial?

Si tú quieres tener un negocio, primero debes ser visionario porque si tú eres un empresario y solo estás pensando en el momento, no vas a durar mucho. Uno tiene que tener un plan, una visión por al menos 5 años, tus primeros cinco años para comenzar.

Ya que tú lo puedes ver, puedes comenzar a pensar en 10 años. Eso es todo lo que necesitas, si tú eres una persona con una visión y la tienes clara, nadie te la quita.

Y… ¿Adivina qué? Dios va a hacer que todo tu alrededor, de alguna manera te ayude con el dinero que tú ocupas para que esos cinco años se cumplan, sin que tú hagas nada.

Las palabras de Dios dicen que la fe, es tener entendimiento sobre algo. Tú le preguntas a Dios qué es lo que piensa de esto y Él te va a decir, porque le preguntaste y te va a demostrar por qué te lo está diciendo.  Ahora, cuando tú tienes eso completo dentro de ti, tú le dices: ¿Cuáles son los planes para 5 años? Y tú eres dueño de esa idea, el va a hacer todo lo posible para que esa idea se cumpla, pero primero tienes que tener la visión de los 5 años, por lo menos. 10 sería maravilloso, pero si tienes 5 años estás bien.

Otro ejemplo, tú sabes que Dios dice que tú estás creado a la imagen y semejanza de él, eso significa que la imagen para ti, él la lleva y te va a dar la imagen sobre el negocio (la imagen es la visión) por 5 años, pero tú tienes que tener la misma imagen que tiene él y… ¿Qué significa la semejanza? La semejanza significa que, ya que tú tienes la imagen, él va a hacer que todo se cumpla.

No es lo que la gente dice en la iglesia, como lo dice la gente en la iglesia es incorrecto. Imagen y semejanza significa que tú quieres saber todo lo que piensa él, para que tú lo puedas cumplir en la Tierra. No dejes que nadie te confunda con estupideces, eso es lo que significa.

Entonces, si tú tienes una visión sobre un negocio, le preguntas. ¿Cuál es la imagen para ese negocio que tú me estás enseñando? Y él te lo va a enseñar. Ahí tú decides lo que vas a hacer y si viene alguien y te dice: “Debes hacerlo de esta manera”, tú les dices que no, que lo harás de esta manera porque Dios te enseñó a hacerlo. Si lo haces de la manera en que Él te lo demostró, el dinero vendrá como me vino a mi cuando no tenía nada, viene igual. Todos los contratos van a venir así.

¿Qué le diría al gobierno que hay que cambiar para que existan más empresarios en EE. UU.?

Lo que yo le diría al gobierno es que ellos tienen que respetar a los hombres que están encargados en las iglesias. Tienen que saber cómo diferenciar entre los dos.

En estos días había unos pastores que fueron a hablar con Trump y él los recibió en la Casa Blanca. Todos los pastores que estaban ahí eran negros y no hay nada malo en eso, pero lo que a mí no me gustó (si yo estuviera en esa mira yo me hubiera salido), fue que el escogió a los pastores no por la sabiduría que ellos deben de tener con Dios, sino por el color de su piel y ahí está fallando, porque un pastor debe saber qué es lo que está pasando detrás de escenas, tiene que saber lo que está pasando del lado espiritual, porque la vida de uno, aunque uno no lo entienda, es espiritual. La vida es espiritual y si tú no entiendes eso, vas a fracasar sin importar el negocio que sea.

Si una persona no entiende (no me importa quién sea) que la vida es espiritual y que toda la autoridad tiene que venir de Dios, que es un espíritu, si tú entiendes lo que dice él, entonces tú puedes dominar lo tuyo. Si no estás con Él, vas a estar con el diablo.

Entonces, si yo voy a hablar con el presidente de los Estados Unidos o con cualquier presidente, eso va a ser lo primero que yo le diga: “Tú tienes que respetar eso”, porque ellos no respetan. El Papa no te puede ayudar con eso, porque no es un hombre espiritual, él no entiende eso tampoco, él es un político. No se puede confundir lo que es político con algo que viene de Dios.

Lo que pasa con los líderes de hoy en día, y por eso están robando, es que el diablo los está controlando a ellos, no Dios. Dios trata contigo, como si nadie en el mundo existe, Él está dependiendo de ti. Sin mi Padre Dios, nada sería posible para mí y espero que los que lean mi entrevista puedan sentirse identificados a través de mi experiencia y que sepan que, todo en la vida es posible con Él.

Thank You For Your Interest

Become a sponsor

Become a sponsor Back To Top